poemaopuestos_1_original

Un turbio hilo divisorio se cosió al telón de la historia.

Las faces de la memoria nunca sumaron lo mismo.

Tienen valores enfrentados:

dionisíaco y apolíneo, masculino y femenino,

agua y fuego, sumisión y altercado.

Grietas resecas en la explanada del paraíso y

un cántaro sin asas en la hoz de la felicidad.

¿Están enfrentados pero se completan?

El ancla de la diferencia partió la totalidad

y el sutil engranaje del equilibrio.

Las dos antípodas del individuo, creo yo,

son justas caras de la misma moneda.

 

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .