El sol se instala en el pensamiento,
bajo la melena traspuesta.
Se pronuncia, siempre certero,
rayos de cordura son su promesa.

La luna impregna el vientre,
remueve las emociones calladas.
Se pronuncia, siempre en silencio,
rayos de intuición son su llamada.

Conjugan en armonía, sol y luna,
verbos y notas de oscuridad:
rota razón y rota sensibilidad
forman, a cada ciclo, el núcleo
que amalgama la existencia.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .