Escarcha,
un fino manto de migajas
congeladas.

Trozos descocidos
de la capa de esperanza
que brillaba.

Sílabas infructíferas
que el vacío conforma,
mil intenciones cojas
andan de puntillas
bajo la luz de la mentira.

Así, tanteando,
tropiezan con el silencio
en el abismo del engaño,
se sumergen en ese lago
donde el reflejo las reniega
y la máscara despliega
sus estériles argumentos,
carentes de toda realidad,
teñidos por la oscuridad
del ego.

 

 

 

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .