Girasol, este es tu sino,
flor del enamoramiento
ligera galopa con el viento,
a cuestas de quien te sembró.

Con virgen devoción
tu tallo se alimenta de noche,
de la ilusión que se corrompe
en cuanto despunta el sol.

Amarillo como la luna,
euforia, lamento y furia,
las cuatro fases nocturnas
convergen en tus pétalos;
excitada percepción que tiembla
bajo la lumbre de la promesa
y los rayos del desierto.

Girasol, este es tu sino,
podrías convertirte en mirto
si al velo destaparas
y tus pies enraizaras
en los cimientos de roca
donde perdura la rosa
y se edifica el amor.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .