(imagen Zhang Yimou en la película La casa de las adagas voladoras)

Palabras y navajas
tienen doble filo,
sus lados se dividen
como eco en un túnel.

Palabras y navajas
tienen doble sentido,
con muchas salidas
y carriles adjuntos.

Silábicos impulsos
de vertiginoso atino:
cruzan el núcleo del cerebro
y el centro de todos mis tiempos.

Palabras y silencios
por la astucia tallados
ocultan su dual silueta
muestran su medio costado.

Palabras y silencios,
pueden tener doble fin:
ayudan a forjar el camino
o a lacerar su adoquín.

Navajas sí,
palabras y silencios,
-más allá de comas y verbos-
pues el deseo que despuntan
es tajo que edifica o anula.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .