Te entrego mi amor.
Herido, sangrante, genuino.

Virtuoso jinete
en batallas románticas
que galopa al frente
sobre campos renacidos.

Envuelto en canciones,
hallazgos y definiciones
que cambian a cada latido.

Te lo entrego.
Virgen, temerario, enérgico.

Denso como el pulso del universo.

Envuelto en infancia,
madurez y viva esperanza
que se renuevan a cada gesto.

Te lo entrego. A ti;
ya que sabes distinguir
entre raíz y rama,
entre semilla y flor.

Te entrego mi amor.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .