(Arquetipo El loco. Jung)

Atada a la mecha de un susurro,
de un soplo ardiente y crudo
que inunda mis instintos,
al cuestionarme soy conjuro,
vieja variable alquímica.

Soy magia silenciosa que se alza
y forma un círculo que alcanza
la tierra de mis orígenes

Soy el sabor de tupidos anhelos,
la sed del inocente desvelo
que moja postergadas raíces

Atada al poderoso ojo dorado
a la mecha del sol desorbitado
vislumbro el núcleo de la nada,
el comienzo de la jornada

Desde allí abro las compuertas
de modo que el caos me conduzca
por el valle de luz y agua

Por las venas de la serpiente,
fluyo como sangre verde y roja;
soy invertebrada, un poco loca,
uróboro que se muerde la cola
para revelarse a sí mismo.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .