Vívelo.

Vivir las cosas a medias
no alterará sus consecuencias.

Ya que todo se termina,
lo que hay tras la esquina,
no es resultado, sino medio.

Vívelo.

Vivir las cosas así, sin infancia,
no deja poso, ni tiene relevancia
en el camino del descubrimiento.

Ya que todo se termina,
lo que hay tras la esquina
es apenas un lejano velo.

Vívelo. Ahora.

Si el sentimiento se forja
un nuevo tesoro se habrá ganado.
Si él no cuaja, no perdura,
la emoción siempre colma el pasado.

 

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .