Soy cazadora, sí,
cazadora de partes,
las que abandono y recojo
en el camino tortuoso.

A veces también soy presa
de alguna de esas partes
espadas que aún arden
y no llegué a desenfundar.

Cazadora de imágenes,
falsa memoria de los deseos
que casi siempre nos aleja
de existir en la realidad.

Cazadora de mis partes,
en otras miradas, andares,
en las sensaciones que nacen
de mi vivencia con el entorno.

Soy montera, créanme,
y esto es todo un arte,
porque creo que cazarse
es hallar la única verdad.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .