Calma, en apariencia.
Azul manto de seda.

Calma roja.
El instinto en marea baja.

Aunque el manto oscile
el fondo es de roca.

Aunque la corriente embista
a la piedra floja.

Mientras mi pecho vibra
sobre el suelo asentado
y cardúmenes se agitan
en todos mis costados.

Ya templada el agua fría
por el amor que te profeso.
Mi playa aún es sosiego
placidez de mañanas.

Calma colorida.
Fiero volcán en las entrañas.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .