No renuncies a ti mismo.

Por los demás, no cierres los ojos.

Si corres sin rumbo, vas cojo.

Si no te encaras, estás muerto.

Quiénes conocen la verdad

son tu alma y tu cuerpo.

Poco importa el modelo.

Poco importa el consejo.

No ocultes tu rostro genuino

con máscaras ajenas.

No concedas demasiado tino

a pareceres sin vueltas.

No se trata de orgullo,

ni de creerse la panacea.

Consiste en ser uno mismo,

en crear tu propio destino

más allá de la verja…

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .