Mi casa no está vacía.
Aunque en ella no estoy
están el viento y el sol,
está toda mi familia.

Observo desde lejos
como una nube testigo y
tengo que ahogar el grito
pez detrás de la mampara.

Quiero estar en mi casa,
pero ella me ha echado
quizá porque se ha cansado
de que yo todo lo ocupe.

Mi casa no está vacía.
Aunque en ella no estoy
están la lluvia y el mar,
en ella mora la vida.

Observo desde la cúspide
desde la montaña más alta,
soy animal en la emboscada
que él mismo ha construido.

Quiero estar en mi casa,
pero ella me ha echado
quizá porque no me he integrado
a sus sabios ladrillos.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .