Como ya hemos visto, la poesía y la música son hermanas. Y que la métrica, el cómputo de las sílabas, juega un papel fundamental en la composición de poesía o canciones.

Verso Bisílabo

El verso bisílabo es el verso más pequeño. Y por supuesto, es un verso de arte menor. Ocurren porque el verso está compuesto por una palabra que contiene dos sílabas, o que la métrica lo ajusta (como en el caso de un monosílabo o una palabra esdrújula). Son muy raros en las canciones, y produce estrofas de carácter irregular. Es común utilizarlo en letras de canciones en las que las estrofas no son isométricas, es decir, aparece combinado con versos de diferentes tamaños.

Verso Trisílabo

Es un verso de arte menor, compuesto por tres sílabas métricas. Tal como sucede con los bisílabos, los versos trisílabos no son muy habituales en las canciones.  Al ser tan pequeño crea estrofas muy irregulares, de versos de pie quebrado. Generalmente ocurre porque el verso está compuesto por una o dos palabras pero a diferencia del verso Bisílabo el autor puede ampliar el poco espacio disponible aprovechándose de las reglas de la métrica, especialmente de la Sinalefa.

Verso Tetrasílabo

El verso tetrasílabo es un verso de arte menor compuesto por cuatro sílabas. Presenta un gran desafío para el autor ya que cuenta con tan solo cuatro sílabas para expresar la idea. El tetrasílabo es común encontrarlo combinado con versos octosílabos creando estrofas de pie quebrado. Ejemplo de verso Tetrasílabo en canciones:

Tiempo viejo,
caravana
fugitiva
¿dónde estás?

En esta canción de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera – Recuerdo malevo, el estribillo está completamente conformada por una estrofa de versos tetrasílabos. Vale notar que, en el último verso la sinalefa “de_es”, resta una sílaba en el conteo pero al terminar en palabra aguda (estás) se vuelve a sumar uno a la métrica.

Verso Pentasílabo

El verso pentasílabo consiste en un verso compuesto por cinco sílabas. Es un verso de arte menor. Su uso más habitual es en combinación con los versos heptasílabos, en la creación de la Seguidilla. Es por ello que, en el género musical que es más frecuente el uso de pentasílabos es en las letras del folclore, o en aquellas canciones populares, que utilizan la seguidilla como estructura de desarrollo. Aunque por supuesto también es posible en todos tipos de géneros musicales, de forma irregular o isométrica (estrofas con versos del mismo tamaño)

Verso Hexasílabo

Consiste en un verso compuesto por seis sílabas métricas. El verso hexasílabo es un verso de arte menor. Vale señalar que no es tan frecuente como el verso octosílabo o el verso heptasílabo para el desarrollo de la letra de una canción, pero suele utilizarse.

El verso hexasílabo presenta la dificultad que al ser un verso corto el autor debe reescribir bastante para poder adaptar la idea a las seis silabas del verso. Un método sencillo para evitar la dificultad consiste en utilizarlo con diferentes recursos tales, como el Paralelismo o la Anáfora.

Verso Heptasílabo

El verso heptasílabo, o verso de 7 sílabas, consiste en un verso compuesto por siete sílabas métricas. Los heptasílabos son de uso muy habitual en las canciones de todo tipo de géneros musicales. Además es muy frecuente, tanto en la canción como en la poesía que los versos heptasílabos sean combinados otros tipos versos, principalmente con los pentasílabos formando la Seguidilla, o con los versos endecasílabos formando por ejemplo silvas. Es un verso muy versátil e interesante.

Verso Octosilábico

Sin duda, si existe un verso muy popular y de uso extendido en la poesía y en las letras de canciones es el Octosílabo, el versos más frecuente, en los géneros populares y tradicionales como también de carácter romántico.
El verso octosilábico es el más largo de los versos de arte menor, y consiste en un verso compuesto por 8 sílabas métricas. Se suele considerar que el verso octosílabo es el ideal para el idioma español dado su ritmo y su sonoridad, por lo cual es muy común  utilizarlo en todo tipo de géneros musicales: salsa, bolero, bachata, folclore, tango, rock, coplas, etc.

Verso Eneasílabo

Es el más pequeño de los versos de arte mayor. El verso Eneasílabo consiste en un verso de nueve sílabas. No es uno de los versos más usados poesía, pero es usado en las canciones, principalmente como consecuencia de la melodía o porque el autor prefiere mantener la frase, quizás porque no es posible adaptarla a una métrica octosílaba.

Verso Decasílabo

De arte mayor, los versos decasílabos versos decasílabos son versos formados por diez sílabas métricas. Este tipo de versos presenta muchas variantes, debemos mencionar el decasílabo compuesto, el cual es un verso conformado por dos hemistiquios pentasílabos, es decir de 5 sílabas cada uno. Tal como sucede con los eneasílabos, los versos decasílabos no suelen ser la elección poética tradicional, dado que generalmente se opta por versos endecasílabos (de once silabas) pues suele ser considerados “versos más culto”.

Verso Endecasílabo

Proveniente de la poesía italiana, el Endecasílabo es un verso compuesto por once sílabas métricas. Se caracteriza porque presenta diferentes variantes respecto a sus acentos interiores. Lo podemos encontrar en todo tipo de canciones y géneros musicales, pero principalmente las de carácter poético o intelectual dado que se lo suele considerar parte de la gran poesía culta.

Hay que tener en cuenta que, el Endecasílabo es un verso de extensión media por lo que presenta una relativa facilidad para el desarrollo del tema en la letra de una canción o poema. La dificultad del endecasílabo se presenta en el uso de los acentos internos. Este requerimiento aparece principalmente en la poesía, pero por supuesto, en la música se utiliza con más libertades.

Por último, debemos mencionar que el verso endecasílabo también suele aparecen combinado con otro tipos de versos, principalmente con los Heptasílabos, dando lugar a diferentes tipos de estrofas, como por ejemplo silvas, liras, o estancia.

Verso Dodecasílabo

El verso Dodecasílabo es un verso de 12 sílabas métricas por lo tanto es un verso de arte mayor. Es un verso bastante frecuente en las canciones. Puede ser simple o compuesto.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos,
Playas y desiertos montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.
Violeta Parra – Gracias a la vida

Verso Tridecasílabo

El verso Tridecasílabo es un verso de arte mayor compuesto por trece sílabas. Es un verso muy poco frecuente y de uso no generalizado. En general, en la canción suele aparecer con versos de otros tamaños generando estrofas irregulares.

Versos Alejandrinos

De origen francés, el verso alejandrino consiste en un verso de catorce sílabas. Es un verso de arte mayor, y tal como sucede con el endecasílabo se lo considera de un verso culto y con un gran renombre poético.
En general, suelen ser versos compuestos por dos hemistiquios de heptasílabos, es decir el verso esta dividido en dos partes de siete sílabas cada una. Debemos mencionar que, las vocales situadas entre los hemistiquios no forman Sinalefa ya que se los comprenden como partes separadas. En la música suelen aparecer el Alejandrino tanto en su forma simple como compuesta, aunque la forma ideal y culta es esta última. Los versos alejandrinos son polirrítmicos y cuenta con una gran variedad de acentos interiores. Ejemplo:

Septiembre es un cadáver con los ojos abiertos,
eta vuelve a su torva catarsis en logroño,
el sábado cumplimos treinta y pocos conciertos,
los de mi quinta riman mejor con el otoño.

El páramo se cala su boina barojiana,
su colonia barata de posguerras civiles,
el futuro imperfecto ya es hoy por la mañana,
dos pájaros de un tiro campan por los madriles.
Este poema de Joaquín Sabina – Alejandrinos de septiembre está compuesto enteramente con versos alejandrinos.

Verso Pentadecasílabo o Decapentasílabo

El Pentadecasílabo o Decapentasílabo, es un verso de arte mayor y consiste en un verso compuesto por (15) quince sílabas métricas. En general, en la canción los versos Pentadecasílabos suele intercalarse con versos de otros tamaños generando estrofas irregulares y polimétricas, aunque por supuesto, si el autor se lo propone se puede utilizar de forma isométrica.
Ejemplo de versos pentadecasílabo o decapentasílabo en canciones:

Por debajo de la mesa acaricio tu rodilla
y bebo sorbo a sorbo tu mirada angelical
y respiro de tu boca esa flor de maravilla
las alondras del deseo cantan, vuelan, vienen, van

En este ejemplo, Armando Manzanero – Por debajo de la Mesa, vemos una muy interesante estrofa compuesta enteramente en versos pentadecasílabos.

Verso Hexadecasílabo

Sin dudas, uno de los versos largos más habituales en canciones. El verso hexadecasílabo, también conocido como octonario, consiste en un verso de dieciséis silabas métricas.

Tal como sucede con los Alejandrinos, una de las formas más habituales del verso hexadecasílabo es dividirlo en dos hemistiquios de ochos silabas (8+8). Por supuesto, el verso hexadecasílabo u octonario es considerado de arte mayor. Ejemplos de versos Hexadecasílabos en canciones

Donde nadie llora más, donde el amor sabe mal,
donde los besos se van, donde la vida da igual,
donde nada es de verdad, donde no existe la paz.

En este ejemplo de La Oreja de Van Gogh – Perdóname,  vemos como el verso está compuesto por dos hemistiquios de 8 sílabas. Cada hemistiquio del verso se mide como un verso por separado, pero se suman para dar la totalidad del verso.

Versos Heptadecasílabos

Los son versos de arte mayor compuestos por diecisiete sílabas. Se caracterizan por ser un tipo de verso muy largo, lo cual permite el desarrollo de una historia, o tema, con bastante profundidad. Frecuentemente en la música, suele aparecer combinado con otros tipos de versos, (de 12 o más sílabas) generando estrofas de diferentes medida (heterométricas) pero mayormente de carácter lento.

Verso octodecasílabo

El Octodecasílabo consiste en un verso de 18 silabas, puede ser utilizado en diferentes variantes: compuesto por dos Eneasílabos (9+9),  tres Hexasílabo (6+6+6) o por una simplemente cláusula de 18 sílabas.
En la canción, suele aparecen en estrofas largas y de mucho contenido, no suele ser muy frecuente y mucho menos utilizado de forma isométrica. En general, tiende a aparecer esporádicamente y por las necesidades de la melodía y no por decisión del autor. En general, suele utilizarse con versos de otros tamaños generando una estrofa muy irregular.

Verso Eneadecasílabo

Consiste en un verso muy largo y de carácter lento, compuesto por (19) diecinueve sílabas. En la canción, el Eneadecasílabo no es un verso de uso frecuente y su uso, en general, está determinado por la extensión de una melodía o frase extremadamente larga. Suele utilizarse con versos de otros tamaños generando estrofas largas, irregulares y polimétricas.

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.